Million dollar baby

Million Dollar BabyValiente bloguera estoy hecha. Publico menos que las falsas jubiladas del gremio que nada más anunciar su retirada se vuelven de un prolífico cuanto menos sospechoso. Dos meses se han cumplido desde mi última entrada furtiva. Dos meses en los que La Quinta ha pasado de ser una recién nacida bendita a convertirse en un rollizo bebé de lo más sonriente y pacífico que se ha visto a este lado de la cordillera alpina.

Podría mentirles y decirles que he estado agobiadísima y desbordada con mi nueva vida de madre quíntuple. Pero mentiría. Estos dos meses han discurrido plácidos y perezosos entre toma, eructo y toma. Dos meses tranquilos, salvando el atropello navideño, en los que hemos vuelto a coger la medida de lo que abultamos cada uno en esta casa sobrepoblada.

Han sido a todas luces un buen par de meses. Me ha dado tiempo a mirarme no sólo la lorza, que se ha adherido a mi contorno con un encono pasmoso, sino la actitud y quizá hasta la aptitud.

Dos meses con sus sesenta y un días he tardado en parir un único propósito para el año que nos ocupa. Una resolución grande y única para este año par, que no bisiesto, por la que pienso batirme en duelo si las circunstancias lo requieren.

Sin más dilación, hagan sonar las trompetas ¡que redoblen los tambores y ondeen los blasones! Porque tal día como hoy juro, y pongo a este blog por testigo, que en 2014 no pienso ganar ni un solo euro. He dicho.

Este propósito testarudo viene a sustituir el objetivo que me marqué en 2013 de ganar trece millones setecientos sesenta mil doscientos noventa chelines de los austriacos con veintiún céntimos. Lo que viene siendo un millón de euros. Propósito éste al que he dado carpetazo con un saldo negativo por valor de ciento setenta y cuatro euros con treinta y tres céntimos. Cantidad que refleja muy adecuadamente lo que me cuesta hacer que trabajo.

Y esto sin tener en cuenta el coste de oportunidad de haber utilizado las escasas horas muertas de mi pseudoactividad laboral a apagar las luces innecesarias, bajar la calefacción cuando abro las ventanas o desenchufar de una vez por todas el millón de artilugios que yacen en stand-by por nuestra humilde morada. Calculo que aplicando estas sencillas recetas de ahorro doméstico habría acabado el año en un lo comido por lo servido mucho más digno que estos números que más que rojos sonrojan.

Comprenderán ustedes que ante este panorama desolador me he visto obligada a tomar cartas en el asunto y despedirme de mi compañera la tesorera de seguridad social con un sentido si te he visto no me acuerdo. Y aquí paz y después gloria.

Pensarán ustedes que no ando muy ambiciosa en cuestión de resoluciones de año nuevo. Se equivocan, resignarse a no ganar ni un euro es harto complicado para un cerebelo como el mío acostumbrado a trazar como mínimo dos planes maestros diarios para ganar quiméricas fortunas. Todavía hoy, engrosando ya los peldaños más bajos del escalafón laboral, me sorprendo abriendo bed & breakfasts imaginarios como aquel maravilloso en el que nos hospedamos en Malibú.

Un sitio de los que ya no quedan, sito literalmente en la playa sobre unos pilares de esos por los que pasa la marea y que tanto disgustos le dieron a David Hasselhoff en su etapa de fornido vigilante de la playa. Aquí se hospeda uno a lo vintage. No acepta reservas online, es más, creo que es uno de los pocos lugares y/o entelequias en este mundo que todavía no tiene página web.  Hay que llamar por teléfono y, tras una amena charla con el dueño, único empleado a tiempo completo del establecimiento, te confirman la reserva por carta manuscrita con su sello y su matasellos.

Qué bonito es divagar cuando uno no tiene oficio ni beneficio. Pero, volviendo a lo que nos ocupa, sólo me queda reiterar mi firme determinación de no embolsarme ni una sola divisa en este maltrecho bolsillo.

Sin duda la decisión más rentable que he tomado en los últimos años.

Anuncios

37 thoughts on “Million dollar baby

  1. Vale ahora es cuando no sé exactamente que decirte, yo se que los medicamentos y la pneumonia me han dejado en otra galaxia y que esto de escribirte desde la cama no debe de ser muy iluminador. Pero el mensaje final cual es ¿Que dejas de trabajar? o ¿ Qué dejas de invertir en bolsa? lo sé el 2014 no me ha traido más neuronas….ya ves no le costaba tanto.
    POr cierto después de leerte he decido que voy a ser madre múltiple venga ahora digo que quiero tener 3 ;-)

    Un beso y un placer volver a empezar el year leyendote señora tigresa.

    1. Reconozco que me ha quedado un poco enrevesada la explicación. En resumidas cuentas, a mí tranajar, o intentarlo me sale muy caro así que no oienso ni intentarlo. Me doy mus.

      Cuídate peineten que no levantas cabeza.

    1. Querida tigresa, llegados a este punto, siendo “penta-madre” y llevándolo tan, pero, tan bien, haz lo que realmente te plazca porque te lo has ganado a pulso, hermosa.

  2. Mira, me agencio la expresión. Estoy HARTA de que me digan que “qué hago sin trabajar”. ¡Y una m…, sin trabajar! Eso sí, tampoco gano un duro… Es una decisión dificilísima, a pesar de que con cinco hijas todos pensemos que se cae de cajón (yo con tres lo tenía clarísimo y aún así no hay día que no piense en poner un catering de comida casera, igual hacíamos buen equipo). Espero que te lo tomes en serio y que además disfrutes cada momento. Ya sabes lo que decía esa dedicatoria de carpeta de segundo de BUP (qué vieja soy): “si te entran ganas de trabajar, acuéstate y descansa que ya se te pasarán”

  3. Justo hoy pensaba que dónde estaba la conexión, la escritura y todas esas horas perdidas en nuestros oasis blogueros de un Malibu 2.0….se te echaba de menos y tú propósito creo que es un despropósito porque si algo haces bien hermosa no es sólo parir tigresas rubias es ser the million dollar baby :P un besote desmadroso y feliz 2014

    1. ¡Qué bueno tú por aquí desmadrosen! La verdad es que ya echaba de menos la charleta 2.0. En cuanto a mi futuro profesional creo que este año me cobraré mis esfuerzos domésyicos en especias. Ya tú sabes :)

  4. Mi querida Tigre, si tú no cotizas… ¿quién va a mantener a las jubiladas como yo? No te digo lo que pienso porque después tendré que soltarte un Te Lo Dije y al final me cogerás tirria.
    Por cierto, aunque estés de huelga de brazos caídos, hazme el favor de cambiar la cabecera que a La Quinta ya están a punto de salirle los dientes.
    Besitos,

    Boticaria

    En cuanto a lo del B&B, después de lo tuyo con las sábanas, mejor dale otra pensada. De nada.

    1. Boticaria, no te confundas, este ascenso profesional está inspirado en tus sabios consejos. Intento dotar a mi vida de cierta dosis de realismo, uma pizquita que suelen decir, y no tengo el horno doméstico para más bollos.

  5. ¡Ay tigresa! Como dices, me parece una decisión muy complicada, pero muy cierta.
    Yo con una y esta vida de locos que llevo, que no sé muy bien a donde va, ni imaginarme podría con 4 más…
    A estas horas, lo único que puedo decir es que un gusto leerte de nuevo. Y que te admiro,
    Ea!

    1. Me canso sólo de pensar en ti. Pero tú eres joven y bella y puedes permitirte estos excesos. A mi edad hay que empezar a dosificarse. Mis años de no dormir se acabaron, ahora necesito mi sueñecito reparador.

      Un placer tenerte por aquí hermosa.

  6. yo este año me he propuesto ganar algo de dinero, la cantidad me da igual, es solo para que nadie en la familia pueda decir que la inversión no les resultó, así que si en algún momento de debilidad necesitas un testaferro, me avisas XD

    :***

  7. Aplaudo tu decisión. Yo si pudiera también lo haría, pienso que a las mujeres nos han engañado bien con lo de realizarnos trabajando fuera de casa. ¡Y una mierda! Lo que hacemos es trabajar como mulas dentro y fuera. Así que disfruta de tu “relax” doméstico.
    Un abrazo. Se te echaba de menos.

  8. La cuestión es… Vas a conseguir estar parada “laboralmente” hablando todo un año entero? los 12 meses? todos las semanas, días, horas etc… que conlleva esa decisión? Ejem, no es por desconfiar, pero no te doy más de tres meses de paro laboral :p

  9. Yo he dedicado estas semivacaciones a reflexionar sobre por qué todo el mundo tiene algún propósito de año nuevo menos yo.

    Y he llegado a la conclusión de que los propósitos los carga el diablo -al menos, los míos- y acaban estallando en las narices.

    Ojalá consigas llevar a buen puerto el tuyo!

      1. Sí, sí. Desde que un año mi hombre no se las tomó y tuvo un año horribilis, nos hemos constituido en la Hermandad de las Santas Uvas!!

        Hasta a los gatos se las damos en puré…

  10. Es la primera vez que leo un propósito así. No sé si lo lograrás pero solo por haber tenido esta ocurrencia merece la pena seguirte de cerca todo el año para ver cómo transcurre la cuestión económica. Qué bien que la quinta te haya salido tan trsnquilita.

  11. Me alegro de no ser la única que monta B&B imaginarios…
    Estas Navidades he redactado mentalmente mi carta de dimisión y planeado mogollón de negocios con esos millones que primero el Gordo de Navidad y luego el sorteo del niño me prometían…

    Gracias por haber vuelto a escribir :-)

  12. Bienvenida de nuevo, bonita!! Me encanta leerte… aunque escribas propósitos con regustillo a despropósito.
    Ya nos contarás como te ha ido, pero eso será otra historia.
    Un besazo!!
    Marialu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s