Ha nacido una estrella

De todos los dones que la naturaleza le ha concedido a La Segunda, que no son pocos, la capacidad de reírse de sí misma no es uno de ellos. Qué le vamos a hacer. La niña es mona a rabiar. Tiene una melena que es la envidia del barrio. Empezando por su propia madre que hubiera dado un dedo o incluso dos, aunque fuera el pulgar, por haber lucido esas ondas doradas en su juventud. No sólo tiene una boquita de fresón heredada de su santo padre que hará suspirar a más de uno, sino que además es un amor de niña. Un pelín de extremos pero encantadora al fin y al cabo.

Una cosa que me encanta de La Segunda y que echo de menos en La Primera y en el padre de ambas, es la empatía. La Segunda es capaz de alegrarte el día con un beso o un abrazo en el momento justo. Eso se agradece, máxime cuando te pasas todo el día a la merced de cuatro pequeñas tiranas. Tampoco es nada materialista. Será porque su hermana ya se lo había pedido todo antes de que ella naciera. Aunque a veces peca de tocapelotas en general es muy diplomática y de convivencia fácil. Lenta como el caballo del malo pero fácil. Y cariñosa. Muy cariñosa.

No en vano la niña no tiene uno sino dos novios o morados como dice ella. Todo empezó cuando un niño brasileño que baila la capoeira que es un tema la conquistó en la guardería. Sellaron su amor a golpe de cadera. La Segunda que de tonta no tiene un pelo empezó a comprender el efecto que esa melena, esos ojos azules y esa sonrisa picarona tienen en el género opuesto.

A partir de entonces la lista de morados no ha dejado de engordar. Desde que la seño de la guardería le dijo que la zanahoria era buena para el pelo –dato que no me he molestado en verificar- me la pide a todas horas. Ella es capaz de no salir de casa porque no se ve bonita. No sé si les había dicho ya que la niña habla español del nuevo mundo cortesía de su profesora colombiana de infantil. Porque otro rasgo muy característico de esta niña es que lo sobrepronuncia todo, hasta el inglés que no sé dónde diantres lo ha aprendido.

Como ven La Segunda es casi perfecta. Digo casi porque como les adelantaba lo de reírse de sí misma no es su punto fuerte. Ya desde bebé le entraban unos instintos asesinos irrefrenables si te pillaba riéndote de ella. Con diez meses intentó arrancarme las córneas con las uñas para que me dejara de reír por un culetazo la mar de gracioso que se había pegado. Y no ha mejorado. Nada.

Hoy sin ir más lejos se ha liado a patadas con el patinete después de una caída de lo más tonta. No saben con qué inquina le chillaba entre puntapié y puntapié indignada por el ridículo que acababa de hacer en el patio del colegio de mayores. A mí me ha alegrado el día. Que no estaba fácil después de haber empezado recogiendo vomitonas a la carrera para no llegar tarde al colegio. No es la primera vez que se ensaña con un medio de locomoción indefenso. Ni será la última. A su maltrecha bici le han caído ya varias tundas por cometer la osadía de no conducirse sola.

Me temo que el año que viene, cuando aprenda a leer, tendré que cerrar el blog. Como lo lea me mata. Con razón.

La niña tiene una reputación que mantener.

Anuncios

34 thoughts on “Ha nacido una estrella

  1. He dejado pasar un tiempo prudencial desde que he leído el mail hasta comentar para que no parezca que realmente te leo en diagonal. Lo de la vitro no quiere decir nada, si tú tienes cocinas prehistóricas los demás no tenemos la culpa (¿cómo iba yo a imaginarme que tienes “mandos frontales”?).
    Y en relación a lo de hoy… ¡madre del amor qué blanda estás! Las ternuras hacia La Cuarta tienen un pase, porque era su cumple, pero esto ha sido a traición. Flipo.

    1. Es que llevo un día… Que si hubiera escrito un post reviento la madresfera. Qué día madre del amor hermoso… Total que me lo ha alegrado ella con su episodio macarra. Pero tienes razón, chocheo. En mi defensa diré que es porque he pasado el día con ella que ha sido la de la vomitona matutina. Es lo que tiene ser madre de muchos que cuando por casualidad tienes un cara a cara con alguno le sacas astillas.

  2. Lo que me he podido reír con la frase “Con diez meses intentó arrancarme las córneas con las uñas para que me dejara de reír por un culetazo la mar de gracioso que se había pegado”. Bueno, pues poco a poco tendrá que aprender (o no, que mi Santo Esposo aún no ha aprendido). Y, efectivamente, como sigas contando estas cosas te matan si algún día leen el blog. Aunque ya me gustaría a mí que mi madre me hubiera dedicado un post en el mi único defecto fuera no saber reírme de mí misma, también te lo digo. Que la pones por las nubes. Una delicia de hija. Así cómo no te ibas a animar a tener más.

  3. Si es que es muy duro ser perfecta… y ella tiene ooooda la pinta de que la perfección es su normalidad. De todos modos, entre tú y yo… lo que va a sufrir la pobre si no aprende a relativizar sus problemas y “tropezones”. Lo único que me consuela (sí, una es así…) es lo que va a hacer sufrir a sus “morados”… los actuales y los futuros… El que no se consuela…
    Abrazos guapa (que a alguién más habrá tenido que salir la jodía niña ¿no?)

    1. Pues no hija no, la niña no se parece a mí en nada. Es clavadita a mi suegro de cara y tiene el tipo de mi suegra. Lo que sueña toda madre, la familia política al completo :)

      No me quiero ni imaginar la que vamos a liar el año que viene cuando empiece el colegio de mayores y no le salga todo bien. Le tendré que comprar los cuadernos por triplicado….

  4. vaya por dios, hoy el día no empezó también como el de ayer…
    Sobre La Segunda, chica yo la entiendo, aprender a reirse de uno mismo es de lo más difícil que hay. Cuanto graciosillo hay por el mundo que a sí mismos ni se chistan?. Pero acabará aprendiendo, que la nena es lista, y al final es lo mejor que se puede hacer… reirse y desdramatizarnos a nosotros mismos.
    Besos tigresa!

    1. Si yo te contara como ha empezado el día… A punto he estado de morir en el intento. Pero no, me he venido arriba y empiezo a ver la luz al final del día :)

      Entre tú y yo, lo de reírme de mí misma sólo se me da bien a veces y según con quien… La niña tiene a quién parecerse.

      Besos

  5. Tu hija lo que es que es una DI-VI-NA y lo sabe.
    Asi que nadie, nadie ose contradecirla.
    Por que es bonita(o debería decir linda, como su profe de infantil?) Seguro que lo pronuncia Liiiiiiiinda.
    Y recuerda que lo tiene que compartir todo todo.
    Hasta el Síndrome del nińo del Medio lo tiene que compartir, hay que fastidiarse.

  6. Bufff como me suena esto, mi hermana pequeña era exactamente igual y menudos rebotes que se pegaba cuando te reías de ella o la hacías de rabiar, con lo que a nosotros nos gusta eso!! Pero paciencia que con el tiempo mejoró, ahora es ella la que se ríe de todos. Eso sí tú ata en corto a esa chiquilla que como vacile a todos con esa melena pantene ya me imagino la adolescencia que vas a tener!!!!
    Un abrazo!!

  7. Ay por favor, qué ganas de conocer a tus hijas! tienen que ser pa mear y no echar gota! La mía va por el camino de la tuya con la melena… y con el caracter, y con lo bonita que es, la jodía. Y lo sabe. Con 21 meses… Que Dior nos pille confesados porque encima le pirran los zapatos. Los de tacón también. O_O Espero que se conforme con los de MariPaz, que si encima le van los gustos caros, la hemos liado parda.
    Un besazo, reina, así da gusto empezar mal el día, oye! ;P

  8. Bueno, lo de perder y reirse de uno mismo, es algo que se aprende con lo años, mi pequeño, el único, de no llega a tres años, me dijo entre lágrimas de enfado: Mamá yo quiero ganar siempre!..toda un declaración de intenciones…pobre, no sabe que va apañado!!

  9. No hay peligro en tu casa ni ná, jajaja. Al pequeño mío también es de enganchadas, sobre todo con las cosas que tienen la indecencia de no venir cuando el las llama. Tendremos que empezar a explicarle el tema de MAhoma y la montaña…
    Un saludo

  10. ¿Se parece a su madre? Lo digo porque he leído varias veces por TL que no te gusta perder y esas cosas. Y la experiencia que tengo es que a los que les gusta competir y ganar también les suele costar asumir esos “pequeños deslices”. Aunque mi muestra igual está sesgada. Y creo que para tener esas 4 bellezas, la segunda tan cariñosa y empática, su madre algo tiene que ver. Aunque puedo estar muy errada claro, que ésto de “conocer” por lo que se escribe es poco científico. Que descanses y que mañana el día empiece “leicht” :)

  11. Creo que te han captado en algún grupo oscuro donde tienes que fomentar la procreación… De verdad que cuando te leo me dan ganas de ponerme a por el segundo, luego se me pasa rápido… Yo quiero que la NSN sea tan mona como la Segunda! Y la NSN también es clavadita a la familia política, sobre mis espaldas llevo los cienes y cienes de comentarios al respecto. “No se parece en nada a ti”… En fin…
    Que lo dicho, suspirosdeamor por la Segunda!
    Muack

  12. En mi casa es a la inversa, si te ries de el el se rie contigo, ahora como se caiga o se haga daño y quieras ir a consolarlo se pone de una mala hostias, es decir el daño es que el daña su ego, y eso me sabe mal, porque con lo trepador que es se va a llevar más de una ostia y por lo tanto de rabietas.
    Pero lo tuyo es mejor tiene 4 y donde elegir lo que no tiene uno tiene otra, venga sigo con los post descriptivos que te quedan dos todavía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s