Fondo de armario

Hoy he dado el paso definitivo para convertirme en egoblogger. De verdad. De la buena. Como les contaba hace unos días he empezado un ambicioso programa de fitness. Consiste en meterme yo sola todas las labores del hogar entre pecho y espalda. Como tengo cuatro hijas y mi casa tiene cuatro plantas calculo que en menos que canta un gallo mis gemelos nada van a tener que envidiar a los de Usain Bolt. Añádanle a esto que los seis trayectos diarios de y hasta los colegios y guarderías que frecuentamos me los hago a patita empujando un carro doble. La ecuación es redonda. Cuerpo diez. Seguro.

Siempre he sido de la opinión de que el secreto de la felicidad radica en vestirse acorde con el momento vital que uno atraviesa. Pongamos por ejemplo que es usted la mujer de un marine estadounidense que va a irse de misión top secret a Afganistán. Claramente usted debe lucir un vestido floral vaporoso con corte en el pecho para ocultar el incipiente embarazo y dejarse la melena larga y ondulada para que ondee con la bandera americana al viento de las hélices del reactor que se llevará a su querido entre discretas lágrimas.  Para cualquier reforma y/o mudanza es un must el peto vaquero grandote a lo Ghost con alguna mancha de pintura blanca colocada estratégicamente en la pechera. La coleta perfectamente despeinada es el accesorio ideal de este look de obrera sexy.

No hace falta que les recuerde que para que quede bien claro que ha echado usted un polvo de los buenos no tiene más que enfundarse por la mañana una camisa de su marido, blanca y bien almidonada a ser posible, y remangarse las mangas de forma casual hasta el codo. Si consigue usted levantarse pintada y con el pelo en un favorecer alboroto el efecto orgasmo múltiple es inmejorable.

Con esta idea de sacarle el mejor partido a mi nuevo yo ayer me compré el uniforme de fregona. Lejos de decantarme por la clásica bata con pantuflas a juego me fui a la tienda de deporte más inn de Munich y me compré un modelito que me ha costado casi tanto como lo que me he ahorrado de asistenta este mes. Me atendió una chica amabilísima que me hacía preguntas del tipo ¿Es para uso indoor o outdoor? A lo que yo muy ufana le respondía casi sin mentir que practico tanto disciplinas de interior (barrer, fregar y planchar) como de exterior (limpiar cristales, llevar niñas al colegio y hacer la compra) y que necesitaba una equipación versátil que es la forma fina de decir de todo trote. Hasta una chaqueta cortavientos me compré para combatir la fresca que sopla a las siete de la mañana por estos lares.

No saben el subidón que me ha dado esta mañana cuando ha sonado el despertador y sin ducharme ni nada me he puesto mis leggings Adidas de última generación, mi top Nike que me hace unos hombros ideales y mis zapatillas Just do it con cámara de aire dignas de la maratón de Nueva York. Las niñas me miraban ojipláticas mientras les exprimía el zumo de esta guisa. Ingénuas de ellas me han preguntado si iba a hacer deporte. Les he contestado con un rotundo sí. Tampoco es cuestión de quitarles la alegría de crecer tan pronto.

Hay que ver qué orgullosa me he lanzado a la calle con mis cuatro retoñas y el paso resuelto de la que tiene muy claro lo que va a hacer con su vida. La gente me miraba admirada. Hay que ver, cuatro hijas y le da tiempo a hacer deporte pensarán.

Esto del fitness viste mucho.

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTEN:

Comments

  1. Mochus says

    Ja ja ja , te estoy viendo, como si de un anuncio de ropa de deporte se tratara, genial. Me han encantado las descripciones de como ir vestidas, lo tendré en cuenta, aunque la de orgasmo múltiple la tengo curda, mi marido casi que abulta menos que yo…:D

  2. says

    Jajaja, eres lo más, tigresa! Entre tu estilo de fitness y lo que te espera en la oktoberfest -espero que no haga mucho calor…- vas a conseguir ser un referente de moda blogger, sí o sí.

  3. says

    Me estoy meando, que buena era so ….PUes nada que sus hijas se sientan orgulloasa de su madre deportista, que las vecinas flipen de la organización de la madre cuadriple y que usted lo friegue bien, eso sí con el outfit adecuado

    Besos

  4. says

    jajajajajaja ¡ay Tiger! creo que esto de dejar ir a la asistenta te va a costar más allá de un cuerpazo, dolores extremos de cuerpo y alma (y de billetera)…..a parte de todo seguro eres la típica que tiene un cuerpazo después de 4 hijas y verte enfundada en un trajecito de esos super sporty es para causar mas envidias a las mamis del cole…¿dónde quedó lo de ser lady española? te me estás transformando en una heroína germana pura y dura.
    un besote

  5. Anónimo says

    Hola madre tigre , yo no soy madre ni vivo en Alemania , pero me estoy preparando para lo primero ,( lo segundo ya lo veremos según vaya la economía ..) y tengo que decirte que me encantan tus relatos cotidianos !! aprendo mucho y me río , muchas gracias ;)

  6. says

    Jajaja…a dios gracias que múltiples cadenas de ropa interior están luchando por darnos un outfit-home decente, lejos del arreglá-peroinformal pantojero de los ochenta-noventa.

    Que fitnees mucho y bien en casa…ya nos contarás.

  7. says

    Vamos a ver, nena… pase lo de que el outfit adecuado es la clave de la felicidad (me ha encantao lo del vestido vaporoso para despedir a tu marido marine). Pase que las labores de casa requieren ropa deportiva, y más como en tu caso si hay disciplinas de interior y de exterior (no puedo dejar de reírme al imaginarte diciéndoles eso a la de la tienda, y sabiendo además el uso que le ibas a dar) y por eso necesites ropa versátil (maravillosa descripción para el “trotero” de toda la vida).

    Pero…. ¿sin duchar? ¿SIN DUCHAR? ¡Eso sí que no! ¡Por ahí no se pasa, mujer! Ahí has perdido puntos como egoblogger. Por lo menos no haberlo puesto, mujer.

    P.D.: imagino que si tus Cuatro se han quedado ojipláticas cuando les has dicho que ibas a hacer deporte es porque tú practicas la religión de mi madre. Esa en la que le prohíben cualquier tipo de práctica deportiva.

  8. thewheelsofthebus says

    pues no es tan raro lo de sin ducharse, si tiene que vestir y desayunar a cuatro y a si misma a ver en que momento va a ducharse “la probe” lo hara por las noches para ganar tiempo o despues de hacer deporte digo yo

  9. says

    Si es que se puede hundir la economía sumergida del país pero siempre con glamour, siempre cool y siempre trendy… ¡¡eres mi heroina!!
    Pero yo… lo siento, no estoy hecha para las labores del hogar ni… para los esfuerzos físicos. Ejemplo práctico: ayer salí a correr por primera vez… hoy ya no… ainsss!!
    Un placer leerla, amiga.

  10. says

    Eso es ser una trendy mother. Ahora queremos auto foto mientras pasas por un escaparate donde se refleje tu figurín con esas nuevas prendas.
    Me has hecho replantearme mi estética mañanera pero aquí estamos en crisis. ¿Crees que sería igual con un chandal de felpilla del mercadillo de los jueves? También tiene marca: Nice

  11. says

    Pues a ver, si el truco está em la ropa, porque yo lo hago vestida de cualquier manera, y ni adelgazar ni nada, ahora, sudar si que sudo..pero desde luego no estoy tan divina de la muerte

  12. says

    Jajajaja, mira, tengo tanto pendiente por leer que no tengo tiempo de comentar los posts, pero este no he podido evitarlo. Estás sembrada, hija. Bueno, como siempre, pero es que me estoy partiendo de risa y quería hacértelo saber.
    Y ya aprovecho para reconocerte (con cierta vergüenza) que me resulta envidiable la escena de Madre Tigre con sus cuatro niñas ;-)
    Un besazo

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>